Compartir
triciclos

Los triciclos siempre han sido juguetes muy demandados por los pequeños. Era el paso previo a montar en bici, se sentían más libres e independientes, era divertido… Sin embargo, en los últimos tiempos los triciclos han adquirido una nueva dimensión y ahora son objetos casi imprescindibles en cualquier familia con peques.

Ya no sólo es un juguete, sino que también es un vehículo de transporte y un medio que contribuye al desarrollo de los niños. Y es que, aunque a primera vista puedan parecerse mucho a los de antes, los triciclos actuales cuentan con muchas características que les suman un plus a los triciclos de siempre.

Los triciclos son divertidos y un vehículo seguro para el paseo con los peques cuando éstos lo único que quieren es dar carreras. Y no sólo eso, los triciclos ayudan al desarrollo psicomotor de los niños, ya que fortalecen sus piernas y el corazón al tener que realizar un esfuerzo físico, mejoran el sentido del equilibrio del pequeño, le ayudan a adquirir una nueva concepción del espacio y del tiempo, los niños descubren una forma diferente de relacionarse con otros niños y ganan en autonomía y en seguridad.

En el mercado existe una infinidad de tipos y modelos de triciclos.

Entre los primeros aspectos que debemos mirar a la hora de elegir un triciclo es si cumple con todas las normas de seguridad necesarias: que no tenga bordes afilados, que no use materiales tóxicos, que sea estable, que el manillar sea de goma y no de un material que dañe las manos de los peques, que no cuente con piezas pequeñas que puedan desprenderse…

Otro de los aspectos fundamentales que hay que mirar es que se adapte a la edad de nuestro pequeño. En este sentido, son una buena alternativa los triciclos evolutivos que los niños pueden usar desde, aproximadamente, los 10 meses hasta los 3 años, adaptándose a las distintas etapas del crecimiento. Así pasará de ser una especie de silla de paseo dirigida por los padres hasta un vehículo que los niños podrán manejar ellos solos.

Los triciclos evolutivos cuentan con un asa para que los padres puedan manejar el triciclo cuando los niños son más pequeños (barra parental). Es importante que esa barra sea cómoda y permita hacer maniobras de manera fácil.

Suelen contar con arnés de seguridad y agarres para evitar caídas cuando los niños son más pequeños.

Si nos decantamos por un modelo evolutivo es fundamental que la distancia entre los pedales y el manillar pueda regularse, para que se vaya adaptando a la altura del peque.

Algunos modelos cuentan con parasol y con bolsa para llevar algunas cosas e, incluso, con maletero trasero.

Es importante también tener en cuenta que el triciclo elegido se adapta a nuestro hogar, es decir, que cabe por las puertas, que no le reste sitio al peque en su zona de juego, etc.

En Smoby contamos con un amplio catálogo de triciclos que se adaptan a distintas necesidades, pero los descubriremos más adelante. ¿Tienes ganas?

3 Comentarios

Dejar una respuesta