Compartir
Supermercado de juguete

Ir al supermercado puede convertirse en toda una aventura muy divertida. Y si no te lo crees sólo tienes que echar un vistazo a los juguetes para hacer la compra que te traemos. Con ellos podrás incluso montar tu propio supermercado de juguete.

Y es que tienes de todo: cestas de la compra, caja registradora y carritos del supermercado.

Pero primero, haz la lista de la compra. Mira bien lo que necesitas y ¡a por ello! Pasea por tu supermercado de juguete y comienza a echar productos en tus cestas.

Puedes elegir entre la Cesta de la compra con comiditas y la Cesta grande con comiditas. Ambas vienen cargadas de productos: frutas, verduras, conservas, bebidas, etc.

Si vas a hacer una compra grande en su supermercado de juguete, quizás te vengan mejor los carritos del supermercado. Tienes uno vacío, para llevar las cosas que quieras y un carrito con accesorios, ¡que está lleno de alimentos! Gracias a sus asas y a sus cuatro ruedas podrás llevar estos carritos con total comodidad.

Si ya has terminado tu compra en el supermercado de juguete, antes de irte a casa ¡tienes que pasar por la Caja Registradora! Es chulísima. Tiene todos los detalles necesarios para poder pagar tu compra. Parece de verdad.

Con ella podrás además practicar las matemáticas: calcular cuánto es el total de la compra y, si hay productos con descuento, ¡has de restarlo! Aprenderás casi sin darte cuenta.

Con los supermercados de juguete los peques aprenden la importancia de planificar y organizar la compra. Así pueden colaborar con sus mayores en la compra familiar. Forman parte de las decisiones que se tomen a la hora de ver qué comprar. Ayudan en el propio supermercado y ¡se lo pasan en grande aprendiendo!

¿Practicamos con nuestros supermercados de juguete?

No hay comentarios

Dejar una respuesta