Compartir
triciclo evolutivo ruedas silenciosas Be Move

A la hora de comprar un triciclo evolutivo es importante mirar cada detalle. Porque se trata de un juguete y medio de transporte que tu peque va a utilizar durante un largo periodo de tiempo.

De ahí que tenga ese nombre. Lo llamamos triciclo evolutivo porque es un vehículo que se va adaptando al crecimiento de tu peque. Lo acompaña a lo largo de sus primeras etapas de la vida. Primero para poder llevarlo cómodamente. Después para que aprenda a pedalear y moverse sin la ayuda de nadie.

Como ya sabes, en Smoby tenemos una amplia gama de triciclos evolutivos. Cada uno de ellos tiene diferentes características y complementos. Así podrás elegir entre el que más te interese, dependiendo de tus gustos y también de tus necesidades.

Puedes optar por diferentes sistemas de seguridad. Se trata de algo de vital importancia a la hora de pensar en un vehículo para tu peque. También puedes elegir entre distintas formas y colores. Incluso puedes elegir un triciclo evolutivo por encima de otro dependiendo de los accesorios que incluya. Por ejemplo: parasol, mochila, botellero, reposapiés… Dependerá de lo que más vayas a utilizar.

Pero si hay algo en lo que cada vez nos fijamos más a la hora de elegir un triciclo evolutivo es la comodidad. Sufrir las menos molestias posibles es algo que interesa a todos. Tanto para los adultos como para los peques.

En este caso nos referimos al ruido que pueda hacer un triciclo evolutivo. Porque lo vamos a mover mucho, durante mucho tiempo y por diferentes espacios. ¿Qué mejor opción, pues, que un triciclo evolutivo con ruedas silenciosas?

Ten en cuenta que, esta temporada, ¡estrenamos nuestro modelo Be Move con ruedas silenciosas! Así que ya tienes un modelo de triciclo evolutivo más a tener en cuenta si quieres “cero molestias”.

Puedes elegir entre el triciclo evolutivo Be Move Azul o el Be Move Rosa. ¡Hay para todos los gustos!

Apuesta por un triciclo evolutivo Smoby y ¡a disfrutar sin molestias!

No hay comentarios

Dejar una respuesta